Un relato corto que te mantendrá en vilo desde su primera frase:
«Aunque Soledad pesaba poco, no era fácil llevarla muerta en una carretilla.»
 

LA INUSUAL TUMBA DE SOLEDAD