EL CRIPTORREGALO

«El día que cumplí treinta años recibí un email de mi hermano. No habría sido nada excepcional de no ser porque en ese momento él llevaba cinco años muerto....»