Promocionar novelas haciendo de la internet un lugar mejor

StartFragmentIndistintamente de si un libro ha sido publicado por una editorial o de manera independiente, me estoy dando cuenta de que, en la mayoría de los casos, el trabajo de promoción corre principalmente por cuenta del autor. El problema, amiguito, es que en internet hay tanta gente intentando venderte un libro (y en general, cualquier cosa), que es difícil, muy difícil, darse a conocer. ¿Sabés cuántas visitas a mi web generó un tweet de una radio patagónica con cuatro mil seguidores? Cinco. ¿Y cuántas el día que Claudia Piñero retuiteó el link a sus 19.000 seguidores? Diez. ¿Y sabés por qué? Porque la gente está saturada de tweets, y posts, y anuncios, y otros etcéteras.

El otro día leí que otro autor independiente, que igual que yo está intentando darse a conocer, confesaba que tuiteaba treinta veces al día un enlace a su libro. ¡Treinta veces! Lo peor de todo es que eso es una especie de tendencia en twitter. Yo tuve que dejar de seguir a muchos autores con los que me hubiera encantado mantener el contacto porque cada vez que me conectaba no veía más que enlaces a sus libros. ¿A quien le puede interesar seguir a alguien así? Es como ver una película y que el 90% del tiempo sea publicidad.

En fin, cuento todo esto porque hoy quiero proponer una alternativa para poner tu libro frente a ojos nuevos. Es gratis, y lo mejor de todo, hace de la Internet un lugar mejor.

Para empezar, tenés que definir el tipo de novela que has escrito y a quién le podría interesar leerla. No me digas "un libro de misterio, enfocado a la gente que lee libros de misterio" ni me hables de tu "lector ideal", ese que categorizamos por edad y género. Me refiero a algo mucho más micro, más específico.

Tomemos como ejemplo mi primera novela, El secreto sumergido, un libro de misterio y aventuras ambientado en la Patagonia. La historia va de un grupo de buzos que intentan encontrar una corbeta que lleva doscientos años hundida y de la que nadie oyó hablar hasta ahora. Sólo ahí, en esas dos oraciones, tenemos tres grupos de candidatos a disfrutar la novela:

1) Gente que se siente atraída por la Patagonia.

2) Gente a la que le gusta bucear.

3) Gente a la que le interesa la arqueología submarina.

¿Qué hacemos ahora? Averiguamos en qué parte de la Internet se junta esa gente. No importa cuál sea la microcategoría que elijas, siempre habrá un foro, un blog, un grupo de Facebook o una cuenta de Twitter que se dedique exclusivamente a ella. Por ejemplo, yo soy mienbro de forobuceo.com, y cuando anuncié que había publicado una novela de misterio cuyo personaje era un buzo aficionado, tuve una aceptación genial. Los usuarios me felicitaron, compartieron la noticia, y muchos compraron el libro. Y estoy hablando de gente que no está conectada a mí en las redes sociales. Gente a la que no podría haber llegado con un simple tweet o anuncio en Facebook desde mi cuenta.

Quizás te estés preguntando ¿que hago si ya tengo el libro publicado y no soy parte de la comunidad online con la que lo quiero compartir? Empecemos por lo que no deberías hacer. No te metas en un foro o grupo de Facebook y pongas un enlace a tu novela. Aunque hayas escrito Harry Potter y el grupo de Facebook se llame "Adolescentes hechiceros", no lo hagas.

Te cuento una historia: yo pertenezco hace varios meses a un grupo llamado Argentinos en Australia. El otro día, puse allí un enlace a mi web junto al texto "Para los que les gusta leer: un libro que transcurre en Argentina y en Australia, escrito por un argentino que vive en Australia". A los cinco minutos tenía seis "me gusta", y me fui a dormir contento. Al día siguiente, la publicación ya no estaba. Mi primera reacción fue pensar "si esto no es contenido relevante para el grupo, entonces no sé qué es". Sin embargo, luego entendí que mi error había sido intentar promocionar yo mismo mis libros. Sí, el contenido es relevante, pero el hecho de que sea yo quien lo cuelga lo convierte en spam. Estoy convencido de que exactamente la misma publicación puesta por otro miembro del grupo habría sido considerada una contribución. ¿Qué saco de todo esto? No hagas autobombo. La gente está harta de que le intenten vender algo, pero acepta feliz recomendaciones de quienes conocen.

Si apuntás a un grupo de Facebook, contactá con el administrador, presentate y pedile si te haría el favor colgar un enlace a tu web en la página que administra. Y no te olvides lo más importante de todo: explicale por qué es relevante. La experiencia me dice que la mayoría de las veces te dirán que sí, y eso pondrá a tus libros frente a ojos que de otro modo serían inalcanzables. Y si te dicen que no o no te responden... bueno... imaginate lo que habría pasado si hubieras puesto la publicación sin pedirle permiso.

Si, por otra parte, se trata de un foro en el que sos nuevo, poné un enlace a tu web en la firma y la foto de portada de tu novela como avatar. Y empezá a participar del foro. Participar de verdad. Al fin y al cabo, escribiste un libro relacionado con ese tema, algo para aportar seguro que tendrás.

Siguiendo estos consejos, lo más probable es que, como yo, ganes algunos lectores nuevo. No muchísimos ni muchos, algunos. Y sí, aunque sean pocos, tiene sentido hacerlo porque nunca se sabe si esos diez, cinco o dos terminarán enamorándose de tu novela y recomendándola a todo aquel que quiera escuchar. Nunca se sabe dónde se esconde un fan.

Y por último, sigo convencido de que lo mejor que podemos hacer para darnos a conocer como escritores es escribir más. Cada cuento, cada novela, es una botella tirada al mar. No sabemos dónde van a ir a parar, pero sabemos que mientras más tires, mayor es la posibilidad de que alguna de ellas termine en una playa paradisíaca. Y esas botellas duran para siempre, no como las que tiramos en Twitter, que desaparecen en menos de un día.

EndFragment

Noticias recientes
Categorías
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Instagram Social Icon
  • Amazon - White Circle

© 2014-2019 por Cristian Perfumo. Foto de fondo por Jorge Combina.