Un relato corto que te llevará a lo más bajo de la naturaleza humana:
«En el hotel del Fin del Mundo, nunca se sabe quién te está mirando...»
 

EL HOTEL DEL FIN DEL MUNDO